HACER CLICK DERECHO EN ¡PARTICIPÁ! Y LUEGO EN "ABRIR ENLACE EN UNA PESTAÑA NUEVA" PARA PARTICIPAR
.

La Selección le ganó a Italia en honor al Papa

El conjunto de Sabella le ganó 2 a 1 a la selección italiana. Messi, que arrastra una molestia, no estuvo en el encuentro. Higuaín y Banega hicieron los goles.
Argentina, sin la presencia de Lionel Messi, venció a Italia por 2 a 1 en el encuentro amistoso que se jugó en honor al Papa Francisco. Con goles de Higuaín y Banega, el conjunto de Sabella se quedó con un triunfo importante frente a un rival de jerarquía.

Lorenzo Insigne, a los 30 minutos de la parte final, marcó el único tanto de los italianos, quienes pese a la derrota se fueron aplaudidos. La ausencia de Lionel Messi no se notó en ningún momento, ya que los conducidos por Alejandro Sabella jugaron con soltura y autoridad.

El tradicional orden táctico que el entrenador argentino supo sembrar en este equipo quedó plasmado en el rendimiento del conjunto albiceleste que jugó complicó al poderoso y ofensivo equipo italiano de Cesare Prandelli.

Luego de unos primeros minutos de control táctico de los argentinos, Italia `empardó` la pulseada con su prolijo manejo del balón y propuesta ofensiva. Tras un par de aproximaciones de ambos equipos, en los pies de Ángel Di María, para Argentina, y de Antonio Candreva, para Italia, se produjo la apertura del marcador tras un error de Daniele De Rossi.

El improvisado zaguero central (habitualmente es volante), quiso salir con la pelota al pie, pero perdió el balón con Erik Lamela para que éste habilitara a Gonzalo Higuaín, quien ingresando por izquierda al área, sacó un potente derechazo que se metió lejos de la resistencia del sorprendido Gianluiggi Buffon.

Argentina continuó con el control del juego, apoyado en la velocidad y peligrosidad de Di María, el equilibrio de Mascherano, la discontinúa pero necesaria cuota de fútbol de Lamela, la efectividad de Higuaín y rapidez de Rodrigo Palacio.

Los italianos buscaron reaccionar y con el aporte de Antonio Candreva, figura en el primer tiempo de su equipo, más la experiencia de Andrea Pirlo buscó la igualdad, con juego lateralizado y toques cortos, como es el propósito de Prandelli.

La parte final comenzó con otra gran emoción, ya que Argentina a los tres minutos anotó el segundo, tras una rápida y efectiva réplica. Di María se escapó por la derecha y cedió para Higuaín, éste habilitó al recién ingresado Ever Banega, quien con un remate `tres dedos`, de derecha, clavó la pelota cerca del palo izquierdo.

A los 30 minutos Italia acortó la distancia con otro golazo, obra del Lorenzo Insigne, quien tras un enganche por izquierda y una gambeta corta, disparó y clavó el balón en el ángulo del seguro Andújar.

Llegó el final, con emociones de ambas partes y un impresionante triunfo argentino, que observa con optimismo el futuro y se siente candidato a ser campeón del mundo en Brasil 2014.
 
 
Blogger Templates